Sandra Ignaccolo (en poesías)

http://img23.imageshack.us/img23/9228/paramiblog.jpg

Facebook









Tuesday, October 18, 2011





SECRETÍSIMO

Roberto Díaz  
Avellaneda 
Bs. As (Arg)
1938-2011 
Poeta, periodista y traductor.



SECRETÍSIMO 

No le digas a nadie que mis manos
fueron para tu cuerpo
dos lugares comunes
ni le cuentes tus noches
al que quiera escucharte.

Ni se te ocurra decir
que Buenos Aires era nuestra Madame
porque saldrán a recorrer nuestros rincones,
nuestros silencios, nuestros puchos;
querrán reconocernos
en cada voltereta que da el aire.

Es mejor así,
que nadie sepa cómo me llamabas
ni yo recuerde las cosas que te dije.
Otros vendrán
con la certeza de ser originales
y serán casi yo;
otras vendrán
aceitando las trampas,
recorriendo los atajos de siempre,
señalándome los viejos árboles
como si fueran incipientes retoños

y yo diré que sí,
fatalmente que sí.

Arrastraré mis versos,
mis fatigosas mentiras,
es muy posible que me acuerde
de algún lunar tuyo,
de la pendiente de tu cuello,
no lo sé.

Pero no le digas a nadie
que entre vos y yo,
una vez,
por poco tiempo,
estuvo sentada la eternidad.



En “Esta ternura compartida”, 1973.
Foto: Roberto Díaz, archivo de la talita dorada.
Roberto Díaz nació en Avellaneda, Provincia de Buenos Aires, en 1938. Poeta, periodista y traductor.

Saturday, October 01, 2011

1964


Jorge Luis Borges
Bs. As
(Arg.)



I

Ya no es mágico el mundo. Te han dejado.
Ya no compartirás la clara luna
ni los lentos jardines. Ya no hay una
luna que no sea espejo del pasado,

cristal de soledad, sol de agonías.
Adiós las mutuas manos y las sienes
que acercaba el amor. Hoy sólo tienes
la fiel memoria y los desiertos días.

Nadie pierde (repites vanamente)
sino lo que no tiene y no ha tenido
nunca, pero no basta ser valiente

para aprender el arte del olvido.
Un símbolo, una rosa, te desgarra
y te puede matar una guitarra.

II

Ya no seré feliz. Tal vez no importa.
Hay tantas otras cosas en el mundo;
un instante cualquiera es más profundo
y diverso que el mar. La vida es corta

y aunque las horas son tan largas, una
oscura maravilla nos acecha,
la muerte, ese otro mar, esa otra flecha
que nos libra del sol y de la luna

y del amor. La dicha que me diste
y me quitaste debe ser borrada;
lo que era todo tiene que ser nada.

Sólo que me queda el goce de estar triste,
esa vana costumbre que me inclina
al Sur, a cierta puerta, a cierta esquina.

Thursday, September 15, 2011


José Luis Frasinetti
Bs. As
(Argentina)
poema dedicado a SANDRA
con afecto 
LA LOCA DE LA CORNISA

Trepa en su envés de sueño, la cornisa.
Es loca en el poema... La fulana
tiñe una rima con la azul pavana
conque se vuelve niña tan de prisa.

No es loca, no. La luna se eterniza
en su traje de alondra. Pena vana.
Sobre un violín de espejos, la payana
y un clamor de jilgueros en la risa.

Sandra en la sed. La noche rimelada
le bosteza su otoño de inocencia
y besa rosas níveas y amarantos.

Un tango le despista la mirada
y fotocopia el alma con la urgencia
para el embrujo del amor, sin llantos.-
02/9/2011

Friday, September 09, 2011

SIN ESPERAR NADA

(Aruca)
España




















Sin esperar nada, como suceden las cosas importantes,
te mezclaste entre los puentes de mi  mirada.
Entre los puentes que  se recuerdan.

Que por una extraña razón
se van clavando en el alma,
como alfileres de lana.

Y sin permiso de las aves,
vuelan espacios vacíos
 ávidos de sus alas.

No se cuanto abarcará tu vuelo,
                 Pero
 sólo a ti
te ha permitido el viento,
guardián de mis sentimiento s,

ensartar la puerta pesada
Atravesar el umbral de mis sentidos
               tocando
El manto de la reina de mis hadas.

 Para sentir que siento.

ha bastado una caricia tuya a su regio manto,
una sola mirada despistada.
el duende de la inocencia en tus ojos,
el duende de tu infancia
que persiste
                y que me devuelve

 esa mirada de niña que perdí.

Que sorprende a mis labios con palabras tiernas
                y  mi  corazón
atisba la vuelta de mi sonrisa a lomos de mi esperanza.

Sin esperar nada, como suceden las cosas importantes
apareciste tú

Friday, September 02, 2011



Urbano Vilchiz

(México)

Dedicado a Sandra Ignaccolo
(2006)



SANDRINA


Te imaginé un dia absorta y pensativa
sentada allá en tu bahía,
como una barca que a la deriva
se mece en el mar de la melancolia.


Yo te amaba y por eso mandé una paloma
con un mensaje de amor y alegría
y sí, te encontró allá en tu bahía,
tu mirada perdida en la lejanía.

Estabas ahí, lucías enamorada,
hacía frio, pero a pesar de ello
había calor de amor en tu mirada
y una rosa roja en tu cabello.

Estabas ahí y a tu flanco
mi paloma que inquieta te veía,
lucías tan linda con tu vestido blanco
como diosa de la mitologia.

Te cantó con su voz más dulce y tierna
la más sublime de sus melodías,
te dijo que sin tí, la noche es eterna ,
que sin tí, no alumbra el sol mis días.

Te preguntó por qué
de esta forma tú me hieres
cuando mil margaritas
me han dicho que me quieres.

Te preguntó si vendrian dias
en que nuestras almas  se juntaran
que nuestros cuerpos entibiaran
en mi alcoba, las mañanas frias.

Voló ante tus ojos, no veías,
te habló ante tu oído y no oías,
no sé si no oías, si no escuchabas,
no sé si no escuchabas, si no oías,
pero a sus súplicas de amor sólo callabas,
a sus ruegos de amor no respondías.

Inútilmente noticias tuyas esperé,
pues cuando regresó mi mensajera
sin respuesta y triste, yo desesperé
y ya no pude soportar la espera.

Y así me embarqué con rumbo incierto
y abandonando mi gente y mi puerto
mi barco dirigí a extraños lares,
decidido a surcar todos los mares.

Cuando te encontré, al paso de los años,
rabioso por tantos desengaños,
furioso por tus múltiples rechazos
hacer quise tu playa mil pedazos.

Tu quizás el desastre presentías
pues no sé si de tu indiferencia arrepentida
o simplemente rogando por tu vida
¡clemencia! suplicabas ¡piedad!, pedías.

Más yo,rabioso por lo inútil de mi ruego
inclementemente grité ¡fuego!
Y entonces vi que en lugar de municiones
tu playa llené yo ¡de corazones!.

Entonces yo deciendo y corro presuroso,
de mi colérico arrebato arrepentido
¿y si tanto amor, -pensaba temeroso-
pudiera haberla malherido?

Pero no te encontré, te habías marchado
con tu gaviota y tus alas extendidas,
cruzando los mares tú habías volado
hacia nuevos puertos, hacia otras vidas.

Y yo me quedé ahí, aguardando tu regreso
pues sé que volverás un día, y por eso
incansable, amoroso y decidido
comencé a edificar tu nido.

Y yo en el puerto el tiempo pasaba
siempre en el puerto, día tras día
viendo gente que subía y gente que bajaba
gente que llegaba y gente que partía
y esperando tu rostro... que nunca aparecía.

Y mientras tú en otros mares navegabas
se fue pasando el tiempo vida mia,
yo esperándote a tí,que no llegabas
tú, esperando a un amor que no volvía.

A pesar del desamor estoy de pie
y aunque lastimado y herido
el dolor vino pero ya se fue
y no, no me ha vencido.

Aunque es grande el mar en que te escondes
más inmensa que el océano es mi porfía
y si bien ahora, a mi amor no correspondes
¿quién lo sabe?, quizás, quizás un día...

Tuesday, August 16, 2011

PENA Y ALEGRÍA DEL AMOR







Rafaél de León
(España)




Mira cómo se me pone
la piel cuando te recuerdo.

Por la garganta me sube
un río de sangre fresco
de la herida que atraviesa
de parte a parte mi cuerpo.
Tengo clavos en las manos
y cuchillos en los dedos
y en mi sien una corona
hecha de alfileres negros.

Mira cómo se me pone
la piel ca vez que me acuerdo
que soy un hombre casao
y sin embargo, te quiero.

Entre tu casa y mi casa
hay un muro de silencio,
de ortigas y de chumberas,
de cal, de arena, de viento,
de madreselvas oscuras
y de vidrios en acecho.
Un muro para que nunca
lo pueda saltar el pueblo
que anda rondando la llave
que guarda nuestro secreto.
¡Y yo sé bien que me quieres!
¡Y tú sabes que te quiero!
Y lo sabemos los dos
y nadie puede saberlo.

¡Ay, pena, penita, pena
de nuestro amor en silencio!
¡Ay, qué alegría, alegría,
quererte como te quiero!

Cuando por la noche a solas
me quedo con tu recuerdo
derribaría la pared
que separa nuestro sueño,
rompería con mis manos
de tu cancela los hierros,
con tal de verme a tu vera,
tormento de mis tormentos,
y te estaría besando
hasta quitarte el aliento.
Y luego, qué se me daba
quedarme en tus brazos muerto.

¡Ay, qué alegría y qué pena
quererte como te quiero!

Nuestro amor es agonía,
luto, angustia, llanto, miedo,
muerte, pena, sangre, vida,
luna, rosa, sol y viento.
Es morirse a cada paso
y seguir viviendo luego
con una espada de punta
siempre pendiente del techo.

Salgo de mi casa al campo
sólo con tu pensamiento,
para acariciar a solas
la tela de aquel pañuelo
que se te cayó un domingo
cuando venías del pueblo
y que no te he dicho nunca,
mi vida, que yo lo tengo.
Y lo estrujo entre mis manos
lo mismo que un limón nuevo,
y miro tus iniciales
y las repito en silencio
para que ni el campo sepa
lo que yo te estoy queriendo.

Ayer, en la Plaza Nueva,
—vida, no vuelvas a hacerlo—
te vi besar a mi niño,
a mi niño el más pequeño,
y cómo lo besarías
—¡ay, Virgen de los Remedios!—
que fue la primera vez
que a mí me distes un beso.
Llegué corriendo a mi casa,
alcé mi niño del suelo
y sin que nadie me viera,
como un ladrón en acecho,
en su cara de amapola
mordió mi boca tu beso.

¡Ay, qué alegría y qué pena
quererte como te quiero!

Mira, pase lo que pase,
aunque se hunda el firmamento,
aunque tu nombre y el mío
lo pisoteen por el suelo,
y aunque la tierra se abra
y aun cuando lo sepa el pueblo
y ponga nuestra bandera
de amor a los cuatro vientos,
sígueme queriendo así,
tormento de mis tormentos.

¡Ay, qué alegría y qué pena
quererte como te quiero!



Wednesday, June 15, 2011

EL HOMBRE SE ME ROMPE DE PREGUNTAS

 

Rubén Vedovaldi
Rosario (Arg.)



"Siento que sólo la sombra me alumbra."
Miguel Hernández



en este día me pregunto el mundo
toda la sangre la carne del miedo,
todo es dolor conmigo bajo el cielo;
el hombre se me rompe de preguntas
que me dejan el alma sin sosiego

en esta hora me duele el silencio
tanta nocturna nota tan profundo
caer sin fondo el hombre en desconsuelo;
hoy el amor se me quema en las manos
y en mis entrañas crece sólo hielo

en esta noche me pregunto el día
con la mirada transida de espanto
barre mi boca de barro este viento
toda la pena se tumba en mi lecho
y estoy hasta los huesos de quebranto

en este mundo me pregunto un mundo
soy llaga amarga que no cierra el duelo
está tan alto el pan tan agrio el vino
que ardo desnudo en mi pena llorando
por este día roto que no entiendo


Estos poemas son parte del libro CULTURICIDIO EN ARGENTINIEBLA publicado por Ediciones "NO MUERDEN" Rosario -1991

Wednesday, May 25, 2011

 
 
Ella
 
 
Oliverio Girondo
(1891- 1967)
Bs. As -Arg.



Es una intensísima corriente
un relámpago ser de lecho
una dona mórbida ola
un reflujo zumbo de anestesia
una rompiente ente florescente
una voraz contráctil prensil corola entreabierta
y su rocío afrodisíaco
y su carnalesencia
natal
letal
alveolo beodo de violo
es la sed de ella ella y sus vertientes lentas entremuertes que
estrellan y disgregan
aunque Dios sea su vientre
pero también es la crisálida de una inalada larva de la nada
una libélula de médula
una oruga lúbrica desnuda sólo nutrida de frotes
un chupochupo súcubo molusco
que gota a gota agota boca a boca
la mucho mucho gozo
la muy total sofoco
la toda ¡shock! tras ¡shock!
la íntegra colapso
es un hermoso síncope con foso
un ¡cross! de amor pantera al plexo trópico
un ¡knock out! técnico dichoso
si no un compuesto terrestre de líbido edén infierno
el sedimento aglutinante de un precipitado de labios
el obsesivo residuo de una solución insoluble
un mecanismo radioanímico
un terno bípedo bullente
un ¡robot! hembra electroerótico con su emisora de delirio
y espasmos lírico-dramáticos
aunque tal vez sea un espejismo
un paradigma
un eromito
una apariencia de la ausencia
una entelequia inexistente
las trenzas náyades de Ofelia
o sólo un trozo ultraporoso de realidad indubitable
una despótica materia
el paraíso hecho carne
una perdiz a la crema.

Saturday, April 30, 2011

Homenaje a Ernesto Sábato (escritor argentino)

Q.E.P.D

Sos y serás nuestro, eternamente en nuestra memoria.




NO ES ELLA



José Luis Frasinetti
     Bs. As (Arg)


 

no es ella
no
ni lo que teje en silencio
cuando llueve
desllueve en casas
espejismos

no es aire ni poema
que borde lo que la mujer no dice mientras se esculpe en ella

ni casas ni espesuras de narciso
espejismo que mira
desmira
fondos y formas de olvidar

tabla rasa donde imprimir sin ella lo que es ella

dice que mira pero a veces no
se espía ella en un punto en el que se sueña en el vacío
y es ella en ningún lugar bajo la lluvia
paisaje de verso roto en grises sin memoria

no es ella la que canta
dice que canta mientras noche y tiempo se guarecen
en jirones de sombra y seda azul


Wednesday, April 27, 2011



SECRETÍSIMO
Sandra Ignaccolo
Bs. As (Arg.)


 No le cuentes a nadie que en silencio me nombras,
porque vendrán mujeres a poblarme de sombras. 

 
Ni le digas a nadie, que en las noches me llamas
que un torrente de fuego, va trepando en tu almohada
y unos ángeles mudos acunan tu nostalgia. 

 
No susurres ni al viento lo que siente tu alma,
escóndete esos versos que escribí en tu ventana,
porque habrá de delatarte cuando llegue el alba


No le cuentes a nadie, que una lava de besos
se acurruca paciente, en sus lenguas de fuego. 

 
Ni le digas a nadie, que mis manos fueron puentes
que echaron a volar algún sueño diferente,
para unir tu remoto paisaje incipiente. 

 
No le cuentes a nadie que en silencio me nombras,
aceitarán sus labios, buscarán nuevas normas
vendrán a destruirme por ver si tu retornas. 

 
Por eso no le cuentes que yo también te llamo,
que mis ojos se funden por llegar a tus manos
y un gemido de un pájaro, se vuelve más humano. 

 
No le cuentes a nadie, guárdate y en silencio
que ni el mar, ni el rocío, ni la lluvia, ni el viento
puedan adivinar algún día este secreto. 

 
Y si a decir verdad llegó la hora del destino,
entérate somos andantes de otro camino.





Mucho Más Grave

Mario Benedetti
(Uruguay)



Todas las parcelas de mi vida tienen algo tuyo
y eso en verdad no es nada extraordinario
vos lo sabes tan objetivamente como yo.
Sin embargo hay algo que quisiera aclararte,
cuando digo todas las parcelas,
no me refiero solo a esto de ahora,
a esto de esperarte y aleluya encontrarte,
y carajo perderte,
y volverte a encontrar,
y ojalá nada mas.
No me refiero a que de pronto digas, voy a llorar
y yo con un discreto nudo en la garganta, bueno llora.
Y que un lindo aguacero invisible nos ampare
y quizás por eso salga enseguida el sol.
Ni me refiero a solo a que día tras día,
aumente el stock de nuestras pequeñas y decisivas complicidades,
o que yo pueda creerme que puedo convertir mis reveses en victorias,
o me hagas el tierno regalo de tu más reciente desesperación.

No.
La cosa es muchisimo mas grave.
Cuando digo todas las parcelas
quiero decir que además de ese dulce cataclismo,
también estas reescribiendo mi infancia,
esa edad en que uno dice cosas adultas y solemnes
y los solemnes adultos las celebran,
y vos en cambio sabes que eso no sirve.
Quiero decir que estas rearmando mi adolescencia,
ese tiempo en que fui un viejo cargado de recelos,
y vos sabes en cambio extraer de ese páramo,
mi germen de alegría y regarlo mirándolo.
Quiero decir que estas sacudiendo mi juventud,
ese cántaro que nadie tomó nunca en sus manos,
esa sombra que nadie arrimo a su sombra,
y vos en cambio sabes estremecerla
hasta que empiecen a caer las hojas secas,
y quede la armazón de mi verdad sin proezas.
Quiero decir que estas abrazando mi madurez
esta mezcla de estupor y experiencia,
este extraño confín de angustia y nieve,
esta bujía que ilumina la muerte,
este precipicio de la pobre vida.
Como ves es más grave,
Muchisimo más grave,
Porque con estas o con otras palabras,
quiero decir que no sos tan solo,
la querida muchacha que sos,
sino también las espléndidas o cautelosas mujeres
que quise o quiero.

Por que gracias a vos he descubierto,
(dirás que ya era hora y con razón),
que el amor es una bahía linda y generosa,
que se ilumina y se oscurece,
según venga la vida,
una bahía donde los barcos llegan y se van,
llegan con pájaros y augurios,
y se van con sirenas y nubarrones.
Una bahía linda y generosa,
Donde los barcos llegan y se van
Pero vos,
Por favor,
No te vayas

Monday, March 07, 2011


LA LOCA VENDEPENAS

 


       
    LA LOCA VENDEPENAS  ( Tríptico)

Miriam Lina Barri
(Bs. As)
Arg.


                    I    TELARAÑA    

Vendiendo penas va de puerta en puerta.
Nocturnas, rotas, nuevas o gastadas;
queridas y lejanas, olvidadas…
- “¡Penas, penas, fresquitas, de mi huerta!”

Vendiendo penas va. Su voz abierta
recorre calles, sombras, alboradas.
Sus ojos gritan rojas puñaladas
- “¡Tres por una, patrona, estoy de oferta!”

Dolores para todos desmenuza…
Te cobra la sonrisa. Te enmaraña
tristezas del color de la lechuza.

En ceniza convierte lo que toca.
Ay, sus dedos de negra telaraña…
Sonriente, sepulcral, se va la Loca.


            II       LECHUZA

Sonriente y sepulcral viene la Loca,
arrastrando su sombra desteñida.
Tiene del toro, roja la embestida,
y del ángel, la espada de su boca.

Tizna de penas todo lo que toca.
Ay, de la mano blanca y homicida.
En ojos de lechuza convertida,
campanarios en púrpura provoca.

Retumban sus tacones. Fuma y fuma
la esperanza que nace en las esquinas.
Baila en sueños, a orilla del barranco.

Lunática pelea con la bruma.
Su testa es un nidal de serpentinas.
Y baila. Baila con un lirio blanco.          


               III      CUERVA 

Batiendo su lunático pandero
la Loca Vendepenas pasa airosa.
Por su frente carmín, la mariposa
helada del dolor hundió su acero.

Un índice terrible y agorero
te clava en la mirada. No reposa
la fiebre de su bota poderosa.
Niños cuervos anidan su sombrero.

- “ ¡Penas rojas, insomnes, lunas muertas!
¡Todo duele, catálogo completo!
¡Inquietudes amargas como cardos! “

Chilla al borde del alma. Quiebra puertas.
Despedaza tu fe. Y en su esqueleto
bordan culebras mil infiernos pardos.

                                                               2005 y Junio 2006